Tiara Baden - Casa Real de Suecia

Es una tiara de diamantes del tipo "fringe", consiste en una serie de 47 barras romboidales alargadas en disminución, cuajadas de diamantes talla brillante, y separadas por otras más pequeñas. Puede convertirse en collar.


Regalo de los Grandes Duques Federico I y Luisa de Baden a su única hija Victoria en 1881, como regalo de su boda con el entonces Príncipe heredero de Suecia, más tarde Rey Gustavo V. Posiblemente pudo ser de su bisabuela la Gran Duquesa María Pablovna de Rusia.

Victoria de Baden en su boda,  luciendo la tiara a modo de gargantilla
 
Conocida con el nombre "stråldiademet" ("tiara del sol") está inspirada en los kokoshnik tradicionales de rusia, aunque a diferencia de ellos es considerablemente más alto en el frente que en los lados.

Victoria de Baden, Princesa de Suecia con la tiara

Siendo ya Reina de Suecia, vincularia la tiara a la Fundación del Rey Gustavo V y Reina Victoria, una de las dos fundaciones de la familia con joyas disponibles para las damas de la familia real sueca.

La Reina Victoria con la tiara adornando su vestido

Pese a ser una de las joyas de la fundación, Victoria expreso su deseo de que la tiara fuese usada especialmente por las Princesas Herederas, algo que no siempre se ha cumplido.

Retrato de la Reina Victoria de Suecia

Diferentes damas de la familia real sueca han usado la tiara Baden, entre ellas la Reina Luisa, segunda esposa del hijo de Victoria, el Rey Gustavo VI de Suecia.

La Reina Luisa de Suecia, nacida Princesa de Battenberg

Los Reyes Gustavo VI y Luisa de Suecia
La Reina Silvia también usaría la tiara durante sus primeros años como Reina de Suecia, pero siempre como tiara.

S.M. la Reina Silvia de Suecia

Los Reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia

En algunas ocasiones también fue usada por otras damas de la familia real, como la Princesa Lilian, esposa del Príncipe Bertil de Suecia, o las Princesas Cristina o Margarita, hermanas del Rey Carlos Gustavo.

Los Príncipes Bertil y Lilian

La Princesa Cristina de Suecia
Princesa Margarita de Suecia
Pero quien más ha usado esta tiara, ha sido la Princesa heredera Victoria, quien desde su mayoría de edad la ha lucido en multitud de ocasiones.

Victoria en la boda de los Príncipes herederos de Noruega

Foto oficial de la Princesa Victoria de Suecia


La Princesa Victoria en la entrega de los Premios Nobel 2014
Curiosamente, la tiara no se ha vuelto a usar como gargantilla, 

Tiara Scroll - Casa Real de Reino Unido

También conocida como la "Tiara Halo", fue realizada por Cartier en el año 1936 por encargo del entonces Príncipe Alberto, Duque de York, que más tarde sería el Rey Jorge VI del Reino Unido.


La tiara sería un regalo para el esposa del Duque de York, Isabel Bowes-Lyon.

Los Duques de York, futuros Reyes Jorge VI e Isabel de Reino Unido
La Tiara está realizada con diamantes talla brillante y talla baguette. Sobre tres hileras de diamantes se encuentran diecisiete cilindros de diamantes talla baguette rematados cada uno por un diamante de mayor tamaño. Entre cada cilindro surgen volutas de diamantes, sobre las dos volutas centrales descansa un diamante talla brillante de mayor tamaño.


Aunque la tiara acabaría siendo regalada a la Reina Isabel II por sus padres, con motivo de su 18 cumpleaños, nunca llegó a lucirla en público.

La Princesa Margarita, hermana de Isabel II


Quien si luciría la tiara en diversas ocasiones fue la Princesa Margarita, llevándola incluso el 2 de junio de 1953 en la ceremonia de coronación de su hermana.

La Princesa Margarita con la tiara en la parte delantera de su corona, el día de la Coronación de su hermana


Margarita de Reino Unido con la tiara y una gargantilla de círculos de su madre

También sería lucida la tiara en varias ocasiones por la Princesa Ana durante su juventud.

La Princesa Real Ana

Retrato Oficial de la Princesa Ana con la Tiara

La Reina Isabel II del Reino Unido se la prestaría a la duquesa Catalina de Cambridge, nacida Catalina Middleton, quien la llevó el día de su boda con el príncipe Guillermo, duque de Cambridge, el 29 de abril de 2011.

La Duquesa de Cambridge

Tiara de la Cebada - Casa Real de Noruega

Pequeña tiara que representa hojas de cebada. Está realizada en diamantes y perlas.



Se trata de un regalo del anciano Rey Olav V de Noruega a su nieta, la Princesa Marta Luisa con motivo de su 18 cumpleaños.

Princesa Marta Luisa de Noruega

 La Princesa Marta Luisa ha usado está tiara en gran cantidad de ocasiones, aunque ha ido alternandola con otras cedidas por su madre, la Reina Sonja de Noruega.


Primer plano de la Princesa con la tiara y aderezo de calcedonias de la Reina Maud

La tiara parece ser que fué creada en la joyería Garrard de Londres, según unas versiones por encargo del Rey Olav, mientras otras versiones afirman que es una antigua tiara de la Reina Maud. Sin embargo su diseño parece moderno.


Marta Luisa de Noruega

La tiara ha sido lucida por la Princesa en algunas bodas reales como la de su hermano, el Príncipe Haakon Magnus de Noruega, o en la de los Príncipes Federico y Mary de Dinamarca.


Marta Luisa en la boda de su hermano Haakon Magnus

La Princesa también utilizo esta tiara en la cena previa a la boda de los Príncipes Guillermo y Estefanía de Luxemburgo y en la boda de los Príncipes Carlos Felipe y Sofía de Suecia.


La Princesa durante las celebraciones de la boda de Guillermo de Luxemburgo


La Princesa Marta Luisa y su esposo, Ari Behn

Collar/Tiara de Zafiros - Casa Principesca de Mónaco

Se trata de una gargantilla, convertible en tiara, realizada con siete grandes zafiros y diamantes talla brillante y talla baguette.


Esta joya pertenece a la Princesa Carolina de Mónaco desde su juventud, probablemente regalos de sus padres, los Príncipes Rainiero y Gracia de Mónaco.

Carolina de Mónaco

La Princesa ha usado la joya en multiples ocasiones y siempre como gargantilla.

S.A.S. la Princesa Carolina de Mónaco

No se trata de un juego completo, ya que ha ido alternandola con diferentes pendientes, unas veces de diamantes y otras de zafiros.

La Princesa Carolina con el collar de zafiros y pendientes a juego

En la gala que se celebraría la noche de la boda de su hermano, el Príncipe Alberto, la Princesa usaría por primera vez los zafiros a modo de tiara.

Carolina de Mónaco con la joya como tiara

Como es sabido la Princesa heredó dos importantes tiaras de su abuela la Princesa Carlota, lo que sorprendió que no usase ninguna de ellas en la gala de la boda de su hermano. 
El motivo era tan simple como que dichas tiaras se encontraban en aquel momento en Nueva York en la exposición organizada por la Fundación Grimaldi sobre la Princesa Gracia.

La Princesa Carolina y el Gran Duque Enrique de Luxemburgo

Tiara Art-Decó de Zafiros - Casa Gran Ducal de Luxemburgo

Es un diseño art decó realizado en diamantes y zafiros azules, articulada y desmontable, en la parte central luce un gran zafiro con forma de cabujón.


Era propiedad privada de la Gran Duquesa Josefina Carlota de Luxemburgo, nacida Princesa de Bélgica.

Josefina Carlota de Bélgica, Gran Duquesa de Luxemburgo

La Gran Duquesa también lució la tiara como gargantilla, debido a que es articulada.

 
Los Grandes Duques Juan y Josefina Carlota de Luxemburgo

Las tres piezas de la tiara pueden ser separadas, y lucirse de forma independiente como podemos comprobar en la siguiente foto, donde la Gran Duquesa luce la parte central como colgante de la tiara/collar del Congo, y una de las piezas laterales de la tiara como broche de la banda.


S.A.R. la Gran Duquesa con tres tiaras, la belga, la del Congo y la Art-Decó


Tras el fallecimiento de Josefina Carlota, sus hijos intentaron subastar sus joyas privadas, lo que provocó un escandalo en Luxemburgo. Para evitarlo, el Gran Duque Enrique compró las joyas a sus hermanos, por lo que en la actualidad son lucidas por la Gran Duquesa Mª Teresa.

Los Grandes Duques Enrique y María Teresa de Luxemburgo

La actual Gran Duquesa nunca ha lucido la joya como tiara, solo la ha llevado a modo de gargantilla en algunas ocasiones.

Los Grandes Duques de Luxemburgo durante su visita de Estado a Noruega

Tiara de Esmeraldas - Casa Real de los Paises Bajos

Realizada en 1896 por el joyero alemán Schürmann en Frankfurt para la Reina Guillermina I de los Paises Bajos.


Las esmeraldas de la tiara pertenecieron a la Princesa Guillermina de Prusia, esposa del Rey Guillermo I de Holanda, y por tanto bisabuela de la Reina Guillermina.

Guillermina de Prusia llevaría las esmeraldas a Holanda

   El diseño de la base son cintas de brillantes enrolladas que se alternan con las esmeraldas. En su origen llevaba tres esmeraldas en la parte superior, pero se eliminaron dos para convertirlas en pendientes.

La Reina Juliana con la tiara en su forma original
La tiara pasaría de la Reina Guillermina I a su hija, la Reina Juliana I, que debido a su original forma, llegaría a lucirla del revés.

La Reina Juliana con la tiara lucida del revés

La tiara se acompaña de un broche, gargantilla, un par de pulseras y un anillo, más los pendientes que se harían con las esmeraldas que se desmontaron de la tiara.

Juliana I de los Paises Bajos
La tiara fué vinculada por la Reina Juliana en los años 60 a la Fundación Orange-Nassau.
         
Princesa Margarita de los Paises Bajos

Princesa Irene de los Paises Bajos
Reina Beatriz I de los Paises Bajos
La Reina Beatriz le efectuaría una nueva modificación a la tiara, elevando las dos esmeraldas de los extremos sobre unas pequeñas estrellas de diamantes.

La Reina Beatriz con la tiara con su última reforma.
La tiara también sería lucida por la entonces Princesa Máxima, ya en su nueva versión, junto con los pendientes y la gargantilla a juego.

La entonces Princesa Máxima

 La primera vez que Máxima, ya como Reina, utilizaría la tiara sería en una cena en honor al Príncipe Alberto de Mónaco, en Junio de 2014.

La Reina Máxima de los Paises Bajos


        
Esta tiara también ha sido utilizada sustituyendo las esmeraldas por perlas


De esta forma ha sido lucida por la Reina Máxima, por la Princesa Margarita y por la Princesa Laurentien

Máxima de Holanda


Princesa Margarita de los Países Bajos
La Princesa Laurentien, esposa del Príncipe Constantino de Holanda


La tiara con las perlas sería cedida por la Reina Beatriz a Annemarie Gualthérie van Weezel, para su boda con el Príncipe Carlos Javier de Borbón-Parma, hijo de la Princesa Irene de Holanda.

AnneMarie el día de su boda, noviembre de 2010