Tiara/Collar de Amatistas - Casa Real de Noruega

Realizada en los años 90, en amatistas y diamantes talla brillante, como regalo del Rey Halad V de Noruega a su esposa, la Reina Sonja.

 


En realidad es un juego que se compone de la tiara/collar, unos pendientes, un broche y dos pulseras que se pueden unir formando una gargantilla.
La Reina con la tiara, los pendientes y las dos pulseras como gargantilla
Las amatistas están rodeadas de diamantes talla brillante, alternándose con pequeñas flores de diamantes también en talla brillante.

La Reina Sonja con la tiara a modo de collar

Desde el año 2004 la Princesa Mette Marit ha usado en algunas ocasiones la tiara, la primera vez en la gala previa a la boda del Príncipe Federico de Dinamarca.
La Princesa Mette Marit con la tiara de amatistas y el broche como colgante

La Princesa Mette Marit en Copenhague

En 2010, durante la boda de la Princesa Victoria de Suecia, sería la Princesa Marta Luisa de Noruega quien luciría por primera vez la tiara con los pendientes y las dos pulseras unidas a modo de gargantilla con el broche como colgante.
La Princesa Marta Luisa en la boda de Victoria de Suecia

Princesa Marta Luisa de Noruega


Tiara Espuma de Mar - Casa Principesca de Mónaco

Realizada en 2011 por encargo del Príncipe Alberto de Mónaco como uno de los regalos de boda para su esposa, la nadadora sudafricana Charlene Wittstock.

Fue diseñada por Lorenz Baümer, siguiendo las indicaciones de la Princesa Charlene que quería que fuese algo sencillo e informal.
La original tiara esta inspirada en el mar, en honor al pasado de la Princesa Charlene como nadadora olímpica y por su pasión por el mar, y representa la espuma de una ola cuando rompe en la orilla.
La Princesa con la tiara durante una de las pruebas de la joya
La tiara, que también puede ser usada como gargantilla y como broche, está realizada en diamantes, talla baguette, brillante y pera, que están combinados con oro blanco lo que provoca un maravilloso juego de luces y sus 11 varillas concluyen con un diamante en pera de ocho quilates.
La Princesa Charlene el día de su boda

La tiara sería lucia por la Princesa Charlene en la cena de gala que se celebró el día de su boda en la Opera Garnier de Montecarlo

Charlene a su llegada a la Opera Garnier



Tiara de las Hojas de Vid - Casa Gran Ducal de Luxemburgo

Es una tiara de diamantes de diferentes tallas, engarzados sobre oro amarillo y plata, que representa hojas de vid y bayas. Si bien no se conoce su autor, está en posesión de la Familia Gran Ducal de Luxemburgo desde el siglo XIX



Con frecuencia se ha hecho referencia a esta tiara como la "tiara floral más grande", pues en realidad es la de mayor tamaño de las dos tiara florales que posee la Casa Gran Ducal de Luxemburgo.
Al parecer algunas partes de la tiara pueden ser usadas como broche, e incluso como collar.

Detalle de la tiara, donde se aprecian las hojas de vid

Al ser propiedad de la fundación de la familia, la tiara está ligada a Luxemburgo, y no puede ser vendida ni dejada en herencia. Por lo que está a disposición del Gran Duque que ocupe el trono de Luxemburgo.



Princesas Alix y Mª Gabrielle de Luxemburgo
Esta tiara fue usada por las cuatro  hijas de la Gran Duquesa Charlotte en sus respectivas bodas : la Princesa Alix en 1950 , la Princesa Marie Gabrielle en 1951 , la Princesa Isabel en 1956 , y la Princesa María Adelaida en 1958.
Por este motivo, se le dió el sobrenombre de "Tiara de Boda"

Princesas Isabel y Mª Adelaida de Luxemburgo

Pese a no haber salido nunca de la Familia Gran Ducal, ha estado mucho tiempo sin ser usada, concretamente hasta el año 2007, en Oslo, donde sería lucida por la Gran Duquesa María Teresa de Luxemburgo

María Teresa de Luxemburgo en Oslo

En el año 2010, la Gran Duquesa la volvería a lucir en Copenhague, en uno de los actos con motivo del 70 aniversario de la Reina Margarita de Dinamarca.

Copenhague 2010
En el año 2012, María Teresa de Luxemburgo volvería a utilizar la tiara durante la Visita de Estado de la Reina Beatriz I de los Paises Bajos.

La Gran Duquesa Mª Teresa de Luxemburgo


En Octubre del 2012, en la cena de gala previa al matrimonio del Príncipe Guillermo, heredero de Luxemburgo, la tiara haría nueva aparición sobre los cabellos de la novia, la Condesa Estefaní de Lannoy.


Estefanía de Lannoy

La tiara se convertiría nuevamente en "Tiara de Boda", el 17 de septiembre de 2013, ya que fue utilizada por Claire Lademacher en su boda con el Príncipe Felix de Luxemburgo.


Los Príncipes Felix y Claire de Luxemburgo
En la nota que la Corte Gran Ducal pasa a la prensa, describiendo el atuendo de la novia, es cuando denomina oficialmente esta tiara con "Tiara de las hojas de vid", hasta entonces se había conocido con la "Tiara de hojas y bayas"

Príncipes Félix y Claire





Tiara/Collar de la Reina Isabel - Casa Real de Bélgica


 Se trata de una antiquísima joya realizada en diamantes con diferentes tipos de talla, y rematada con varios de gran tamaño con talla en pera.


Esta tiara originalmente fue un collar que perteneció a la esposa del Rey Alberto I de los Belgas, la Reina Isabel, nacida Princesa de Baviera (sobrina de la Emperatriz Sissi).

Isabel de Baviera, Reina de los Belgas
El collar de la Reina Isabel, después de haber permanecido durante muchos años en el olvido, volvió a ver la luz el 12 de Abril de 2003, cuando sería lucido en forma de tiara por Claire Coombs en su boda con el Príncipe Laurent de Bélgica.

Claire Coombs el día de su boda en Bruselas

Esta tiara/collar de diamantes sería el regalo de los Reyes Alberto II y Paola de los Belgas a la esposa de su tercer hijo con motivo de su boda. 

La Princesa Claire con la tiara/collar de Isabel de Baviera

Después de su boda, la Princesa Claire ha continuado utilizando esta joya en alguna otra ocasión, pero siempre como tiara.

Los Príncipes Laurent y Claire de Bélgica



Tiara de Wurttenberg - Casa Real de los Paises Bajos

Es una tiara con un complejo diseño de diamantes y perlas formando volutas y flores de lis, y coronada por dos filas de perlas en forma de gota: una fila más baja de seis, y la otra más alta de cinco. Ambas filas son desmontables.


La tiara se puede lucir en cuatro versiones:
- Completa, es decir, con las dos filas de perlas
- Sin perlas
- Con la fila superior de cinco perlas
- Con la fila inferior de seis perlas


Debe su nombre a su origen incierto, siempre se pensó que era un regalo del Rey Guillermo I de Wurttenberg a su hija la Princesa Sofía, con motivo de su boda con el Rey Guillermo III de los Países Bajos en 1839.
 La tiara habría sido creada por una joyería alemana, probablemente por A. H. Kuhn en Stuttgart, aunque tendría posibles modificaciones posteriores de Schürmann.

Foto de la joyería Real Begger de 1897

Existe una foto de la tiara en los archivos de la joyería holandesa Royal Begeer, datada en 1897, un años antes de la entronización de la Reina Guillermina, como si fuese una de sus obras, lo que plantea la posibilidad que pudiese haber sido hecha en ese momento.
Lo que es seguro es que las perlas de la tiara pertenecían a la familia mucho antes, quizás su propietaria fue Sofía de Württemberg.

La tiara sin las dos filas de perlas superiores
En 1884 la entonces Princesa Guillermina heredó varias joyas de su hermano de padre, el Príncipe Alejandro. La joyas habían pertenecido a la Reina Sofía, madre del Príncipe, entre ellas un diamante y una tiara de perlas.

La tiara pudo ser la "Tiara de Wurttenberg" u otra, que más tarde sería modificada. El caso es que se desconoce pues no hay imagenes de la Reina Sofía con ninguna tiara de perlas.
Guillermina de Holanda posando de perfil con la tiara completa
El primer documento gráfico que hay luciendo la tiara, es a una muy joven Reina Guillermina, en el que posa con la tiara en su versión completa.

Guillermina luciendo la tiara con la fila superior de perlas
Cuando la Reina Juliana heredó la tiara de su madre, la integró en la fundación de joyas de la familia, con el objeto de que no se dispersen en futuras herencias.

La Reina Juliana I de los Países Bajos en 1950
La Reina Juliana no usó demasiado esta tiara, una de las pocas veces lo haría en su Visita de Estado al Reino Unido, en 1950, donde la luciría en su versión completa.

La Reina Juliana en su visita de estado a Reino Unido
En 1966 la tiara sería utilizada por la Princesa Beatriz para su boda con Claus von Amsberg, que se celebraría en Amsterdam.
La tiara fue lucia por la Princesa en su versión completa.

La Princesa Beatriz y Claus von Amsberg
Es evidente la clara predilección que Beatriz debía tener hacia esta tiara, ya que además de ser la elegida para ese día, también hizo que los bordados de su vestido nupcial estuviesen inspirados en la tiara.

El bordado del vestido nupcial estaba inspirado en la tiara
La tiara de Wurttenberg ha sido una de las grandes tiaras más utilizada por la Reina Beatriz durante su reinado, utilizándola en muchos actos oficiales.

Foto oficial de la Reina Beatriz I
Solo en dos ocasiones la Reina Beatriz ha lucido la tiara en su versión completa, la primera en su boda, y la segunda, en 1982 en la Visita de Estado a Reino Unido, al igual que hiciera su madre en 1950.

La Reina Beatriz en la visita de estado a Reino Unido, en 1982
Durante su visita de estado a España, en 1985, también llevaría la "Tiara de Wurttenberg", aunque en esta ocasión sin las perlas superiores.

Las Reinas Sofía y Beatriz en el Palacio Real de Madrid
Serán en multitud de ocasiones en las que la Reina Beatriz a usado esta tiara, sobre todo en su versión sin las dos filas de perlas superiores.

La Reina Beatriz I de los Paises Bajos
Aunque la tiara pertenece a la fundación de joyas de la familia, la Reina Beatriz la reservó para su uso exclusivo durante su reinado.

En Dinamarca, en la boda del Príncipe Federico


Una nueva muestra de su predilección por la tiara, es que vuelve a ser la elegida para despedir su reinado, en la gala que ofreció en el Rijksmuseum la noche anterior a la entronización de su hijo como Rey.
En esta ocasión lució la tiara con la fila superior de perlas.

La Reina Beatriz I a su llegada al Rijksmuseum de Amsterdam

La Reina Beatriz con su nuera, la actual Reina Máxima

Tiara de Lágrimas de Diamantes - Casa Real de Dinamarca

Es una original tiara formada por una hilera de arcos dobles con diamantes talla brillante de los que cuelgan otros diamantes tallados en pera o lágrima. En su base presenta decoración floral.

No es muy cierta su fabricación, pudo ser hecha en Francia o en Rusia.


Fue entregada por su mayoría de edad a la entonces Gran Duquesa Alejandrina de Mecklenburgo-Schwering, hija del Gran Duque Federico Francisco III de Mecklenburgo-Schwering y de la Gran Duquesa Anastasia Mijailovna de Rusia (nieta del Zar Nicolás I de Rusia).

La tiara pudo ser realizada para la ocasión o bien ya era propiedad de la Gran Duquesa Anastasia.


En 1898 la Gran Duquesa Alejandrina se casaría con el Príncipe Cristián de Dinamarca, quien a la muerte de su padre, en 1912, ascendió al trono como el Rey Cristián X.

Con este matrimonio la tiara llegaría a la Casa Real de Dinamarca, aunque no existe documentación gráfica de la Reina Alejandria usando la tiara.

Cristián y Alejandrina con su hijo, el futuro Federico IX de Dinamarca

La primera imagen que tenemos de la tiara es de 1935, en la gala con motivo de la boda del Príncipe Federico de Dinamarca con la Princesa Ingrid de Suecia (padres de la Reina Margarita).

Para esa ocasión la Reina Alejandrina presta la tiara a la Princesa Eugenia de Grecia (hija de Jorge de Grecia y María Bonaparte).

Foto grupo, a la derecha arriba la Princesa Eugenia de Grecia con la tiara
Detalle de la Princesa Eugenia de Grecia

Cuando en 1952 fallece la Reina Alejandrina, la tiara es heredada por su hijo, el Rey Federico IX, quien años después la regalaría a su hija primogenita y heredera, la Princesa Margarita, como regalo por su decimo octavo cumpleaños.

La Princesa heredera Margarita de Dinamarca
La tiara será usada con frecuencia por Margarita durante su época como Princesa, e incluso en alguna ocasión en sus primeros años como Reina.
Margarita de Dinamarca con la tiara
La Reina Margarita II de Dinamarca y el Rey Carlos XVI Gustavo de Suecia

En 1995 contrae matrimonio el Príncipe Joaquin, segundo hijo de la Reina Margarita II, y la soberana cederá esta tiara a la nueva Princesa, Alejandra Manley 

Los Príncies Joaquin y Alejandra de Dinamarca

La Princesa Alejandra usará la tiara en su boda, y al ser la única tiara que tiene a su disposición, la lucirá en todas las galas a las que asiste



La entonces Princesa Alejandra luciendo la tiara
En el año 2005 los Príncipes Joaquin y Alejandra se divorcian, y  años después ambos contraeran sendos matrimonios, Joaquin con Marie Cavallier y  Alejandra con el fotógrafo Martin Jørgensen.

La Reina concederá a Alejandra el título de Condesa Frediriksborg, y la tiara de lágrimas permanecerá en su poder, ya que se trataba de un regalo personal de Margarita II.

Alejandra y Martin Jørgensen
En enero del 2012, durante las celebraciones del 40 aniversario de la subida al trono de la Reina Margarita II de Dinamarca, pudimos ver a la Condesa Alejandra, acompañada de su esposo, luciendo la tiara de lágrimas durante la gala del Teatro Real de Conpenhague.

Alejandra Manley, Condesa Frederiksborg
En el futuro, es de imaginar que la tiara será heredada por alguno de los hijos habidos del matrimonio de Joaquin y Alejandra, los Príncipes Nicolás y Félix de Dinamarca.