Tiara de Rubies Indios - Casa Real de Reino Unido

También conocida como "The Oriental Circlet Tiara", e incluso como la "Tiara Oriental", fué diseñada por el Príncipe Alberto para su espoa, la Reina Victoria I de Inglaterra, y realizada por la joyería londinense Garrard & Co en 1853.


El príncipe Alberto diseñó la tiara basandose en arcos mongoles que rodean flores de loto. El Principe había quedado impresionado por las diversas joyas regaladas a la Reina Victoria por la East India Company en la Exposición Universal de Londres en 1851, lo que le inspiró a diseñar esta tiara.
La tiara original estaba realizada con oro, opalos y 2.600 diamantes (no tenía rubies), la mitad de los diamantes los suministra la propia Reina Victoria, y la joyería cobraría por hacerla alrededor de £ 860 (cerca de 1.080 euros).

La Reina Victoria I de Inglaterra

 Los ópalos eran una de las piedras favoritas del Príncipe Alberto, y después de recibir esta tiara, Victoria encargó a la misma joyería un collar de ópalos, pendientes y broche a juego.

En 1858 el Rey de Hannover reclamó legalmente a la Reina Victoria los diamantes que fueron propiedad de la Reina Charlotte,  y ganada la disputa por el soberano de Hannover, gran parte de los diamantes de esta tiara fueron retirados para entregarselos. Garrard tuvo que reformar la tiara con diamantes nuevos y con otros que provenian de otras joyas reales, según se comenta, de mayor tamaño que los originales..

Detalle de la tiara

La Reina Victoria dejó en su testamento este conjunto a la Corona . Pero su nuera, la reina Alejandra, creyendo que los ópalos traían mala suerte, los reemplazó con rubíes de un collar regalado a la reina Victoria por el gobernante de Nepal en 1873. También reduce el tamaño de la tiara:  originalmente tenía 17 arcos, pero sólo existen 11 arcos en la pieza actual.

Pese a todas las modificaciones que mandó hacer la Reina Alejandra, no debió sentir predilección por ella, ya que no aparece con la tiara en ninguno de sus retratos. Lo mismo ocurrirá con la su nuera, la Reina María.

Los Reyes Jorge VI e Isabel

Pasaría la tiara a la Reina Isabel (la futura reina madre) cuando su marido heredó el trono, y fué una de sus tiaras favoritas.

El Rey Jorge VI y la Reina Isabel con la tiara oriental

A pesar de tener múltiples tiaras para elegir, la Reina Madre en sus últimos años solo utiliza esta tiara y la tiara Boucheron Honeycomb (que ahora luce la Duquesa de Cornualles).



A menudo lucirá el juego completo de enormes rubíes, que originalmente fueron ópalos, y que al igual que la tiara, también dejó a la Corona  la reina Victoria.


La Reina madre Isabel

Al ser la Tiara de Rubies Indios parte de la colección real, desde 1952 con la llegada al trono de Isabel II, podía haber sido usada por ella, pero prefirió dejar su uso a su madre.

La Reina Isabel II de Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del norte en su visita a Malta

Desde el fallecimiento de la Reina Madre en 2002,  su hija, la Reina Isabel II  solo ha usado la Tiara en su visita a Malta en 2005.





Tiara de abanico - Casa Real Noruega

Es una pequeña tiara de diamantes realizada en oro y plata, conocida como la tiara "vifte" (abanico en noruego).


Se trata de un regalo que la Reina Victoria realizó a su nieta Maud, hija de los futuros Reyes Eduardo VII y Alejandra, en 1887, con motivo de su 18 cumpleaños.

Los Reyes Haakon VII y Maud de Noruega en su juventud

Maud contraería matrimonio con el Principe Carlos de Dinamarca en 1896, y sería en 1905, cuando el parlamento de la recien independizada Noruega les ofreció el trono, que acabarían aceptando meses después.

La entonces Princesa Sonja de Noruega

En 1938 la Reina Maud fallece en Londres y allí quedan custodiadas sus joyas hasta que ya, después de la II Guerra Mundial, su hijo Olav las lleva a Noruega poco antes de la muerte de su esposa, la Princesa Marta, que no las llega a usar nunca.
            Olav no divide las joyas de su madre entre sus tres hijos, hasta después de la boda del Príncipe Harald, en 1968. Siendo esta tiara una de las joyas que pasan a su esposa, la Princesa Sonja.


Sonja de Noruega

La tiara fué usada por Sonja de Noruega más durante su juventud, posiblemente por otorgarle un aire más juvenil. Aunque ya como Reina de Noruega también la ha lucido en alguna ocasión.


S.M. la Reina Sonja de Noruega
 
La joya ha sido tambien lucida en un par de ocasiones como collar por la esposa del Príncipe Heredero, la Princesa Mette Marit.


La Princesa Mette Marit con la tiara a modo de collar



Tiara Napoleonica - Casa Real de Suecia

Creada ente 1810 y 1814 para un miembro de la Familia Imperial de Francias, posiblemente para Hortensia de Beauharnois, hija de la Emperatriz Josefina, y más tarde Reina de Holanda por su matrimonio con Luis Bonaparte.


La tiara llegaría a Suecia llevada por la Reina Josefina, sobrina de la Reina Hortensia, al contraer matrimonio con el Rey Oscar I de Suecia.
La Reina Silvia en 1979, durante la visita de Estado a Austria
La tiara, conocida también como Cut Steel Tiara, está realizada en oro, plata y acero pulido, muy de moda en esa época. Lleva adornos vegetales que representan hojas de roble, bellotas, flores y plumas.
La Reina Silvia de Suecia
            Durante muchos años la tiara estuvo guardada, hasta que, tras ser restaurada, volvió ser usada por la Reina Silvia en 1979, durante la visita de Estado de los Reyes de Suecia a Austria.


La Tiara será utilizada por la Princesa Victoria en múltiples ocasiones, así como por otras damas de la Familia Real de Suecia


La Princesa Desiree, hermana del Rey Carlos Gustavo, e incluso la fallecida Princesa Lilian, también han lucido la tiara después de que la recuperara la Reina Silvia.

La Princesa Desiree en la boda de su sobrina, la Princesa Magdalena

Tiara/Broche Floral - Casa Principesca de Mónaco

Guirnalda de floral de diamantes, posiblemente realizada en el siglo XIX,  propiedad de la Princesa Carlota de Mónaco, madre del Príncipe Rainiero III.


La guirnalda es de gran longitud pudiendo desmontarse en varios trozos, y debido a su flexibilidad puede adaptarse a conveniencia, y ser usada como tiara, tocado o broche.

Carolina de Mónaco y Stefano Casiraghi

Debido a la no muy buena relación entre la Princesa Carlota y su nuera, la Princesa Gracia, cuando fallece en 1977, la Princesa Carlota deja todas sus joyas a su nieta, la Princesa Carolina.

La Princesa Carolina con parte de la guirnalda como broche

La Princesa Carolina prestaría la guirnalda floral a Charlene Wittstock, que la luciría como tocado nupcial en su boda con el Principe Alberto II de Mónaco el 23 de Junio de 2010.

La Princesa Charlene el día de su boda



Detalle de la guirnalda
Detalle de la guirnalda por el otro lateral

Rubies de Niarchos - Casa Real de España

Esta joya es conocida como los "Rubies de Niarchos" pues sería uno de los regalos de boda que el armador griego Stavros Niarchos haría a la entonces Princesa Sofía de Grecia


La joya en cuestión es un largo collar de rubíes de Birmania y diamantes en talla brillante y talla baguette, diseñado por la joyería Van Cleef & Arpels.

Doña Sofía con los rubies en dos vueltas
Son medallones de rubies tallados en forma de cabujón que están rodeados de brillantes, y otros a su vez rodeados por otra hilera de rubíes. Los medallones se unen por cuatro diamantes tallados en baguette.


Sofía Loren
Van Cleef & Arpels, según la moda de la época de hacer lucir sus creaciones a las estrellas intenacionales, hizo sendos reportajes con esta joya siendo lucida por Sofía Loren y por Audrey Hepburn, como puede verse en las fotos.

Audrey Hepburn

El original diseño de la joyería francesa, permite dividirlo o adaptarlo a la largura deseada.
En la visita oficial que los entonces Príncipes Juan Carlos y Sofía harían a Estados Unidos en 1971, invitados por el Presidente Richard Nixon, Doña Sofía llevaría una de las hileras a modo de diadema.

Visita oficial a Estados Unidos en 1971

Serían los rubíes la joya que Doña Sofía elegio para el solemne Te Deum con motivo de su proclamación como Reyes de España en 1975

Actos de proclamación como Reyes de España
En octubre del 1979, los Reyes efectuarán una Visita de Estado a Suecia, allí la Reina Sofía volvería a lucir los rubies, pero en esta ocasión con dos hileras a modo de tiara.
Las Reinas Silvia de Suecia y Sofía de España
Durante la visita de Estado a Luxemburgo, en julio de 1980, invitados por los Grandes Duques Juan y Josefina Carlota, la Reina Sofia volvería a usar dos hileras de rubies como tiara.

La Reina Sofía con la Gran Duquesa Josefina Carlota de Luxemburgo



La Reina Sofía en Luxemburgo
Doña Sofía siempre ha usado los rubíes acompañados de unos pendientes, que realmente no pertenecen al juego, que fueron regalo de su madre, la Reina Federica de Grecia. Cada uno de los pendientes lleva dos rubies rodeados de diamantes, y unidos por tres diamantes (uno talla brillantes y dos talla marquise) a modo de adorno vegetal.

La Reina con los rubies de Niarchos y los pendientes regalo de su madre

S.M. la Reina Sofía de España
La Reina ha reservado los rubies para grandes ocasiones, como para la gala previa a la boda de los Príncipes de Asturias.


El Príncipe de Gales saludando a su prima la Reina Sofía de España
Una de las últimas ocasiones que se pudo ver a la Reina Sofía con los rubies sería en la Cena de Gala en honor del Presidente de Francia, Nicolás Sarkozy. En esta ocasión uso una hilera como tiara.

La Reina Sofía y el Presidente de Francia

Como dato curioso, merece la pena resaltar que los rubies no fue el único regalo que Stavros Niarchos a la entonces Princesa Sofía de Grecia, también puso a su disposición su isla privada, Sptsopoula, para que pudiese pasar allí sus primero días de luna de miel.
También regalaría a los Príncipes Juan Carlos y Sofía una reproducción de uno de sus petroleros en oro macizo, a modo de centro de mesa.


Tiara de la Reina María - Casa Real de Reino Unido

Realizada por la joyería Garrard en en 1893, por encargo de las jovenes de Gran Bretaña e Irlanda para regalarla a los Duques de York, Jorge y Mary, con motivo de su boda.


La tiara esta realizada en diamantes, talla brillate, y originalmente estaba coronada por perlas en forma de lágrima.

María de Teck, Duquesa de York
María en su época como Princesa de Gales
En 1910 Jorge V y María son proclamados Reyes, por el fallecimiento de Eduardo VII.
Será en 1920, cuando la Reina María manda modificar la tiara, eliminando las perlas y reemplazandolas por diamantes, también se elimina la parte inferior de la tiara.

Aspecto de la tiara tras su modificación en 1920

La Reina Mary lucirá en alguna ocasión la parte inferior de la tiara a modo de bandeau.

La Reina Mary con la parte inferior a modo de bandeau


 En 1947 la Reina María regalará la tiara a su nieta, la Princesa Isabel (futura Isabel II) con motivo de su boda con el Príncipe Felipe de Grecia

La Princesa Isabel y el Duque de Edimburgo

 Isabel del Reino Unido
La Reina Isabel hará que la tiara vuelva a ser reformada, haciendo que se le incorpore de nuevo la base que se le eliminó en 1920, con el fin de darle más altura y evitar que la oculte el cabello.

La Reina Isabel II
 
La tiara es una de las favoritas de la Reina y familiarmente es conocida como Tiara de la Abuela. Al parecer es muy ligera y fácil de llevar.

Isabel II con la "Tiara de la abuela"
La tiara de la reina María es una de las piezas más conocidas e importantes de la colección británica de joyas reales.

La Reina Isabel con la tiara de la Reina Mary y los chatones de la Reina Victoria
S.M. la Reina Isabel II ha sido representada con esta tiara tanto en sellos y monedas, tanto del Reino Unido como en otros países de la Commonweathl


Sello de Canada
Sello de Australia


Billetes de 5, 10 y 20 libras esterlinas