Tiara de la Chata o Tiara Mellerio - Casa Real de España

Conocida como diadema de “la Chata”. Realizada por la joyería Meller en 1867, también conocida por Mellerio. Tiene forma de conchas en pavee de diamantes y varias perlas aperilladas  y diamantes colgando, en el centro pende otro diamante.
 

Representa la espuma de una ola con gotas de perlas y diamantes, por ello la Infanta Isabel al conocía con la "Tiara de las conchas"

Vitrina de la joyería de Meller, en la exposición de París. En el centro se puede admirar la tiara.
          La Reina Isabel II de España, compraría la tiara en 1868 como regalo de bodas a su hija Isabel, la Princesa de Asturias, y popularmente conocida como "La Chata".
          En las siguientes imagenes, la Princesa Isabel con la tiara, en dos momentos de su vida.


          La Chata dejaría la tiara en herencia a su sobrino el Rey Alfonso XIII, y este a su vez a Don Juan, por ello sería lucida en alguna ocasión por la Reina Victoria Eugenia y por la Condesa de Barcelona.


          Los Condes de Barcelona, regalarían la tiara a la Princesa Sofía de Grecia con motivo de su boda con el Príncipe Juan Carlos. La Princesa la lucirá por primera vez en la gala previa a su boda, en el Palacio Real de Atenas.

13 de Mayo de 1962. Palacio Real de Atenas

          Esta tiara, ha sido posiblemente, la que más veces haya usado la Reina Sofía, como muestra una selección de fotos con la tiara.






          En algunas ocasiones, la Reina ha cedido la tiara tanto a su hija, la Infanta Cristina, como a su cuñada la Infanta Margarita. Y es durante la visita de Estado de la Presidenta de Filipinas, cuando se pudo ver sobre la cabeza de la Princesa Letizia.



          En la última ocasión que la Reina de España lució la tiara de la Chata, fué en Estocolmo, en la boda de la Princesa Victoria de Suecia. A juego Doña Sofía se adornaba con una collar de perlas del que colgaba una concha de peregrino con una perla... ¿alusión a que el 2010 era año compostelano?


          Curiosamente, el protocolo hizo que las soberanas española y holandesas llegaran juntas al templo, de forma que pudimos ver juntas dos tiaras realizadas por la joyería Meller. La tiara de brillantes y rubies de la Reina Beatriz ya la comentaremos en otro momento.

Dos tiaras realizadas por los hermanos Meller


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada