Tiara Belga - Casa Gran Ducal de Luxemburgo

Tiara diseñada por el joyero belga Henry Coosemans, con 854 diamantes que pesan 46,42 quilates, y uno más grande en el centro de 8 quilates, todos ellos procedentes del Congo Belga.
La tiara es de platino y está montada sobre una base de paladio.


Se trató de un regalo de la Société Générale, el banco nacional belga, a la Princesa Josefina Carlota de Bélgica, hija primogenita del Rey Leopoldo, con motivo de su boda con el Gran Duque Heredero Juan de Luxemburgo en 1953.

La Gran Duquesa Josefina Carlota de Luxemburgo, Princesa de Bélgica
La tiara sería lucida por Josefina Carlota el día de su boda, y con ella aparece en las fotos oficiales, pero no fue la que usó durante la ceremonia religiosa, para ese momento llevaría la tiara/collar del Congo.

La entonces Gran Duquesa heredera luciendo la tiara
Circularía la versión que la tiara se compró con el dinero de la colecta que los belgas hicieron para el regalo de bodas de Josefina Carlota,  pero no fue cierto, ya que es la Société Générale la que compra la tiara, y el dinero de la colecta fue entregado por la Princesa para obras de caridad.

Los Grandes Duques Juan y Josefina Carlota de Luxemburgo
La parte central de la tiara, con el diamante de mayor tamaño, puede desmontarse y usarse como un broche.            

La Gran Duquesa con la tiara belga y con el collar/tiara del Congo

           Después de la abdicación del Gran Duque Juan, la Gran Duquesa prestaría la tiara en al menos dos ocasiones a la Princesa Sibilla, esposa de su hijo menor, el Príncipe Guillermo. Una de ellas sería para la boda de la Princesa Marta Luisa de Noruega.
 
Los Príncipes Guillermo y Sibilla de Luxemburgo, ella luciendo la tiara belga


La Gran Duquesa falleció en 2005, y un año después se anunció una subasta de sus joyas personales a través de Sotheby, al parecer sus hijos no habian llegado a un acuerdo para dividirlas y optan por subastarlas.
Entre la joyas se encontraba la tiara belga, así como otros joyas que habían sido regalo de su esposo y de su padre, el Rey Leopoldo.
 
Las joyas que se iban a subastar, a la derecha la tiara
Aunque las joyas eran de propiedad privada, y la familia estaba en su derecho de poder venderlas, los rumores de disgustos entre los hermanos y suegros, así como la mala relación entre Josefina Carlota y su nuera, María Teresa, provocaron un escandalo.
Para evitarlo, el Gran Duque Enrique compró las joyas a sus hermanos, por lo que en la actualidad son lucidas por la Gran Duquesa Mª Teresa.

La Gran Duquesa Mª Teresa de Luxemburgo
Para la visita de Estado de los Reyes de España a Luxemburgo, en abril de 2007, la Gran Duquesa luciría esta tiara que perteneció a su suegra.

Brindis de la Gran Duquesa de Luxemburgo con el Rey de España
La Gran Duquesa y la Reina Sofía que lucía la tiara Cartier
Primer plano de la Gran Duquesa Mª Teresa durante la visita de los Reyes de España



No hay comentarios:

Publicar un comentario